¿Se puede facturar sin ser autónomo?

La situación económica actual española obliga a algunas personas que no pueden vivir con el salario mínimo, recurren a los trabajos extras. Es entre esta población que surge la duda ¿se puede facturar sin ser autónomo? Realmente es una pregunta recurrente y en este post te daremos la respuesta.

Cuando es posible facturar sin ser autónomo y asuntos a considerar

La respuesta es sí pero para ello deben cumplirse dos condiciones simultáneamente, la primera es que el ingreso de la actividad complementaria no supere el ingreso del trabajo interpersonal y la segunda es que no sea una actividad recurrente.

En este sentido cabe aclarar que es una situación ambigua pues seguridad social es quien determina si la actividad que se realiza es habitual o no, por ende el organismo puede determinar que se está violando la normativa y aplicará una sanción. Si no se está dado de baja es una situación muy complicada pero si la persona tiene las pruebas para comprobar que el ingreso es menor y no es habitual el juez puede fallar a su favor.

Otra de las dudas más importantes gira en relación a si un trabajador necesariamente  debe darse de alta y para hacienda en teoría no debería ocurrir, pues toda persona que no realice ese trabajo como medio de vida no debe declararse autónomo.

En todo caso darse de alta es una opción que muchos consideran pues la cuota fija que un autónomo debe consignar mensualmente es de 278,87 euros una cantidad considerable si se tiene en cuenta que el salario mensual es de 858,55 euros por lo que la cuota representa el 32.48% del ingreso mensual.

Es importante tener en cuenta como parte de los riesgos de quienes facturan sin ser autónomos  es que quienes cobran la prestación por paro y facturan sin ser autónomos perderán la prestación en caso de que el organismo lo compruebe. Igualmente en caso de ser descubiertos se le aplicaran sanciones y multas. Estas suelen ser muy caras y no toman en consideración si el multado puede cubrir la deuda.

Requisitos para facturar sin ser autónomo

Existen dos requisitos fundamentales para facturar sin ser autónomo y no correr el riesgo de ser acusado de trabajar en negro al hacerlo estaríamos siendo reconocidos como trabajadores independientes dentro del Registro Especial de Trabajadores Autónomos, estos son:

  1. Darse de alta en hacienda y quedando registrado en el censo de empresarios, profesionales  y retenedores. Este trámite no tiene ningún costo al contrario que en Seguridad Social.
  2. Presentar los informes trimestrales, anuales y pagar el IVA y el IRPF.

De esta manera Hacienda podrá llevar un control sobre los ingresos y aunque no haya dado de alta en Seguridad Social deberá cumplir con las mismas obligaciones fiscales que un trabajador autónomo. Esto se traduce en que se deben pagar los impuestos porque de manera contraria el organismo tributario podría juzgarlo por apropiación ilícita de dichos impuestos.

Cómo registrarse en el censo de empresarios, profesionales y retenedores de Hacienda

El proceso puede ser sencillo o complicado según el conocimiento que se tenga, en caso de no tener idea de que es lo que se está haciendo será muy complicado. Para registrarse en el censo hay que llenar el modelo 036 o en su defecto el 037 que es la versión simplificada del primero.

Una vez hecho esto estaría oficialmente reconocido como trabajador independiente pero esto no reduce la probabilidad de penalización pues si se incumple en el pago de los impuestos igualmente sería multado y deberá pagar las cuotas desde que se dio el alta con hasta un 20% de recargo más los intereses que se genere. Es por ello que se recomienda estar al día y no incumplir la ley pues el resultado puede ser muy costoso.

¿Quiénes recurren a esto?

En general suelen ser personas que a las que no les alcanza el salario para poder cubrir todas sus necesidades asimismo los trabajadores con trabajos poco frecuentes y que tampoco pueden pagar la cuota mensual como autónomo o trabajadores freelance con ingresos fluctuantes que tampoco están en capacidad de pagar.

Con toda esta información estarás en capacidad de saber cómo proceder y de que cuidarte en especial ten cuidado con las denuncias si no decides darte de baja en hacienda.