¿Cómo elegir qué estudiar? Decídete por una carrera

Bien, has salido ya del instituto. Seguro que han sido unos años que han tenido mucho que decir, y tendrás muchas historias que contar. Pero lo que más te aflige es el hecho de que aunque ya has salido y has terminado con esa etapa de tu vida, hay una nueva que se viene en ciernes, y para la que todavía no estás seguro de qué es lo que debes hacer: me refiero, claramente, a la universidad. Es la próxima etapa lógica a seguir, pero aunque ya estás listo para ella, te encuentras con un muro frente a ti: No sé qué estudiar.

A muchos les pasa. Es normal sentirse confundido cuando pasas por una decisión como esta, y en muchos casos buscar ayuda de otros no es la mejor opción, porque aunque tengan las mejores intenciones, los demás siempre buscarán ofrecerte una carrera que a ellos les atraiga.

No está mal ni mucho menos, pero lo cierto es que si alguien te menciona una carrera, será seguramente porque a esa persona le atrae, pero esto no quiere decir que a ti debe gustarte, y en el caso de tus padres quizá intenten ayudarte ofreciéndote carreras que estén bien remuneradas porque, a sus ojos, eso es lo que te ayudará en la vida. Pero dedicarte a la ingeniería o a las ciencias cuando tu sueño es ser un artista quizá no sea lo mejor. Aquí podrás descubrir qué carreras están más acorde con tu personalidad.

Dificultades que encontramos a la hora de buscar una carrera

Cuando te dispones a buscar una carrera, o cuando piensas en una pero no pareces dar con la que sea la indicada para ti, es porque existen en tu vida una serie de dificultades por las que muchos atraviesan a la hora de pensar en una carrera universitaria. Esta es una decisión que no puede tomarse a la ligera, pues repercute en tiempo perdido, en gastos innecesarios y que generalmente son muy altos y un profundo sentimiento de frustración.

No obstante, lo cierto es que a la hora de decidirte por una carrera, no siempre están claras las cosas, y es por razones múltiples que pueden estarte afectando en este momento. No es necesario que lo sepas, o que las definas por su nombre, pero si te están afectando es importante que a partir de este momento las reconozcas y aprendas a lidiar con ellas. Algunas de estas dificultades son:

 

  • Falta de conocimiento propio: El auto-conocimiento es una parte importante de la vida; no solo te puede servir para saber qué estudiar más adelante, sino también para conocerte mejor, valga la redundancia, y así estar al tanto de lo que tu mente, cuerpo y espíritu desean. Un buen autoconocimiento puede ayudarte a decidir más rápidamente por una carrera para estudiar, pues todo, desde la materia que más te gusta en la escuela, como los juegos y diversiones que más te entretienen hablan de ti. Por ejemplo, si tienes un gusto marcado por los libros de misterio y de tramas policiales, quizás un futuro en la literatura, o en criminología y criminalística sea bueno para ti. Los test vocacionales pueden ayudar bastante en lo que al conocimiento propio se refiere.
  • Una gran cantidad de ofertas: Está en sí misma es una dificultad disfrazada. ¿Por qué disfrazada? Pues porque si bien puede sonar como algo bueno, el hecho de que hoy en día existan más opciones de carrera para dedicarte a estudiar, también hay un gran margen para confusiones y problemas, porque hoy en día parece ser que hay una gran cantidad de carreras que podrían gustarte, y que afirman ser la carrera para ti, cosa que te haría dudar. El mundo tiene demasiada información hoy en día y el hecho de que aparezca toda junta puede hacer mucho para confundirte. No debes dejarte sorprender por todas estas opciones; lo mejor es que pienses bien y de forma concienzuda qué cosas te gustan más, y qué puedes hacer para decidirte por una carrera. Por ejemplo, si te gusta la fotografía, pero disfrutas más con las matemáticas, pues entonces podrías tomar una carrera por el ramo de las ciencias.
  • Procesos de orientación inaccesibles: Si bien es cierto que en muchos países y culturas ya se implementa una prueba vocacional que te puede ayudar a decidirte por una carrera, hay otros en los cuales es más complicado de lo que parece el decidirse por una de estas. Bien sea por tema de costos o de disponibilidad geográfica, hay quienes no pueden acceder a un test vocacional o a programas de orientación dedicados a estos temas. Esta es otra barrera más que te complica la decisión a tomar.

 

No sé qué estudiar: consejos útiles para ayudarte a decidir

Si bien hay dificultades varias a la hora de decidirte por un programa de estudios que te llene, y es posible que sientas temor al decidir porque es algo que seguro terminarás haciendo el resto de tu vida, o bien porque quieres elegir correctamente con el fin de no tener que cambiarte luego y tener que gastar elevados montos de cambios de matrículas y otros temas burocráticos, no hace falta que pierdas la cabeza. Todas las grandes decisiones, por terribles que parezcan, deben tomarse con calma, es por ello que aquí encontrarás una serie de consejos que te ayudarán a enfocarte y decidir.

¿Necesitas una carrera universitaria para ser feliz?

Esta pregunta, en un artículo como este, seguramente sirva para descolocar a más de uno. Pero lo cierto es que no te imaginas la cantidad de personas que se han decidido por iniciar una carrera universitaria por la presión de sus padres, de sus familiares o simplemente porque siente miedo de no hacerlo por tener que dar el siguiente paso solo.

Lo cierto es que debes tomar un tiempo para pensar si de verdad te haría feliz una carrera universitaria y si realmente sientes que la necesitas. Si la respuesta a estas preguntas siguen siendo: sí, entonces continúa leyendo el artículo.

Considera lo que quieres hacer, no lo que quieres estudiar

Muchas veces nos ponemos a pensar en la vida universitaria, en lo que queremos estudiar, en la forma en la que queremos pasar en las universidades y la vida estudiantil, pero lo cierto es que para tomar decisiones lo mejor no es pensar en esto, pues en las universidades estarás por algunos años, mientras que tu trabajo será mucho más duradero. De esta forma debes considerar mejor en qué quieres trabajar, en qué condiciones y bajo qué medios para definir la que para ti sería una mejor carrera. Si quieres un trabajo de oficina podrías tomar carreras en contaduría y temas afines, pero si esperas conseguir un trabajo de investigación podrías tomar carreras como biología o alguna de las ciencias.

El salario no es lo importante

Generalmente, las personas, en especial los padres, suelen elegir las carreras universitarias en base a la remuneración que se recibirá, es por ello que muchos eligen la carrera de medicina, esperando conseguir una buena remuneración, pero si no tienes vocación de servicio ni el deseo de salvar vidas es posible que como médico no seas el más cotizado.

Ahora, si eliges carreras por lo que puedan darte en ganancias, es posible también que no te termine gustando y acabes pasando años de frustración. En estos casos lo mejor es pensar algo “Si estás dispuesto a no recibir un salario por ese trabajo, entonces este es el trabajo para ti”.

No decimos que no recibas nada como pago por tus esfuerzos, pero si lo haces por verdadera vocación, sin importar el dinero entonces seguro que disfrutarás cada segundo que pases estudiando.

Es tu decisión

No dejes que los demás tomen decisiones por ti, al fin y al cabo ellos no serán quienes estudien la carrera que te están ofreciendo. No debes dejar que otros vengan a decirte lo que debes estudiar, porque esto lo más seguro es que te genere frustraciones a futuro, y terminan teniendo problemas a la hora de estudiar, y pases los años más frustrantes de tu vida. Debes tomar las riendas de tu carrera y decidir por ti mismo lo que quieres hacer en tu futuro.

Ansiedad por comenzar a estudiar

Una forma de definir si has elegido bien tu carrera, es con la ansiedad de comenzar a estudiar. Si te sientes feliz y ansioso de iniciar con tu carrera y de comenzar las clases, lo más seguro es que hayas decidido bien, así que sigue adelante con tu futuro y disfruta con tu carrera.

Con estos consejos y ayudas es seguro que podrás definir cuál es el trabajo especial e idóneo para ti, y de esta forma elegir correctamente tu carrera a seguir. Recuerda entonces que lo mejor que puedes hacer es iniciar un periodo de introspección para definir las cosas que te gustan, cómo quieres trabajar y lo que deseas para tu vida profesional, tomar las riendas de tu vida y hacer a un lado las dificultades y las ansiedades propias de estas decisiones. No tardarás demasiado en decidirte y en iniciar con una carrera que de seguro será la más idónea para ti.

Comments are Disabled